Acerca de mí

Hola, soy Ester. 

Me encantan la naturaleza,
las lenguas y las culturas.

Nací y me crié en Teruel (España). Desde el año 2011 vivo en Innsbruck (Austria), lo que me ha permitido involucrarme de lleno en esta maravillosa cultura y aprender su lengua. Entre tanto, he vivido en distintas ciudades como Barcelona, Berlín, Múnich y Novosibirsk (Rusia).

Estudié la licenciatura de Traducción e Interpretación en la Universidad Autónoma de Barcelona. Además, finalicé un grado europeo en Lenguas y Literaturas Modernas en la Universidad de Barcelona. Actualmente sigo formándome como antropóloga cultural en la Universidad de Innsbruck. Durante todo este tiempo no he dejado de aprender: he realizado diferentes cursos complementarios a mi carrera en escuelas profesionales de prestigio como Cálamo&Cran, Trágora Formación y AulaSIC.

Decidí especializarme en Traducción Turística y Cultural porque me encanta viajar, descubrir nuevas culturas y analizarlas; es mi pasión. Entre mis temáticas favoritas se encuentran la antropología, la historia, los viajes, la integración, la interculturalidad y la defensa de los derechos humanos.

Las lenguas son una herramienta clave para entrar en contacto con las personas de otros lugares. Traduzco para conectar mundos diferentes a través del lenguaje, eliminando barreras lingüísticas para acercar personas. Estudio idiomas porque me enamoro de culturas. Entre esos idiomas se encuentran el inglés, el francés, el sueco, el catalán, el alemán, el ruso y el armenio. Aunque, como herramienta profesional, utilizo el alemán, el catalán, el inglés y el ruso; lenguas y culturas con las que estoy en continuo contacto por ser mis grandes focos de atención. No descarto profundizar en otras regiones en un futuro. Mi interés se orienta hacia Asia Central: Mongolia, Kazajistán, Turkmenistán, Tayikistán, Uzbekistán y Kirguistán, así como la región montañosa del Cáucaso.

Soy una amante de la naturaleza y de las montañas. Es esta pasión la que despierta mi interés por las culturas mencionadas. Gracias a la escalada, el esquí y el alpinismo, he forjado grandes amistades con personas de otras cordilleras y países. Viajar, descubrir nuevos paisajes, entrar en contacto con sus habitantes… es lo que me hace sentir viva.

Varias veces he perdido la fe en la humanidad. Y varias veces más la he recuperado. Estoy en un momento vital en el que la he reconquistado y no pienso soltarla. Por eso creo en el buen hacer de las personas y deseo subirme a ese tren. Quiero que mi trabajo esté destinado a ayudar, y la mejor manera que se me ocurre es traducir para ti, para que puedas comunicarte con otras personas de forma efectiva, para que avances en tus proyectos y para hacer crecer tu negocio.

¿Tomamos un café? En tan solo 
15 minutos averiguaremos cómo puedo ayudarte.

¿Quieres pasear por mi mundo? Abre bien los ojos: